La batería de un vehículo permite que el mismo pueda arrancar y es una pieza fundamental que debe estar en buen estado. Si buscas un taller mecanico para hacer el cambio de la batería te recomiendo visitar Motor Town, porque encontrarás la batería que necesitas a los mejores precios de oferta.

Sin embargo, puedes darle la máxima durabilidad a tu batería si sigues algunos consejos básicos para el cuidado de la misma. En este post hablaremos de ellos, por lo cual te recomiendo que sigas leyendo este post para conocerlos y comenzar a aplicarlos.

Cuidados básicos para una batería de coche

Cuidar la batería de tu coche es realmente sencillo, siempre que sigas unos consejos fundamentales de cuidado para conseguir el mayor rendimiento:

Cables y bujías

La conductividad eléctrica en tu motor será siempre algo básico que debes tener en cuenta, en especial porque debe ser siempre la mejor. En todo caso, debes asegurarte de que los cables no tengan peladuras que puedan causar cortocircuitos al tocarse con las piezas de metal.

Por otra parte, el buen estado de las bujías permitirá que tu vehículo pueda arrancar fácilmente y así evitarás cualquier inconveniente. En todo caso, las bujías deben cambiarse de forma frecuente para asegurar que estén en buen estado.

Recorridos

Cuando arrancas tu vehículo, la batería pierde una gran capacidad de carga para darle el arranque necesario al mismo. Mientras que tu coche se encuentra en funcionamiento el alternador se encargará de mantener el coche encendido, pero al mismo tiempo irá cargando la batería.

Para que el ciclo de carga se complete por completo será indispensable que hagas recorridos superiores a 10 kilómetros. Los recorridos más cortos causarán que tengas unos ciclos de carga incompletos en tu vehículo, y esto disminuirá con el tiempo la capacidad de carga de la batería, haciendo que incluso no pueda encender el coche.

Temperaturas

Las temperaturas a las cuales estás exponiendo a tu vehículo son algo fundamental que debes tener en consideración. Esto debido a que la batería está hecha para funcionar a temperaturas entre los 5°C y los 35°C, sin que sufra daños en su estructura.

Las temperaturas muy elevadas pueden causar daños a la estructura interna de la batería reduciendo su vida útil. Por otra parte, las temperaturas demasiado bajas harán que la batería pierda carga, por lo cual no se podrán completar los ciclos de carga, lo que llevará a que se reduzca la vida útil de la batería.