Parece que todos estamos muy concienciados con el medio ambiente, sin ir más lejos esta mañana en la panadería me han dicho que a partir de hoy las bolsas de plásticos hay que pagarlas y es que todavía quedaban algunos lugares en los que eran gratuitas, bien pues ahora no, como todos sabemos se trata de un material que no se deshace ni se destruye así a la primera de cambio, y su contaminación cada vez es mayor. Promover un reciclaje responsable es lo que nos va a llevar a vivir en un mundo mejor y a dejarles a nuestros hijos un hogar más limpio y más puro del que tenemos ahora, por ello es que todo el mundo pone de su parte, todos hacen lo posible por separar envases, por ponerlos en el contenedor adecuado y tener así la conciencia tranquila sabido que las cosas las están haciendo bien. Lo que ocurre es que muy pero que muy bien ya os digo yo que no lo estamos haciendo, por lo menos algunos, ya que el reciclaje responsable solo lo utilizamos en casa y con los productos que nos convienen, porque a la hora de utilizar un desguace precisamente para colaborar parece que no nos hace mucha gracia.

Tenemos metido en la cabeza que la utilización de los desguaces es por un tema económico que la gente ha encontrado la forma de dar una segunda oportunidad a su coche comprando recambios usados, en principio es verdad la forma de ahorrar es bastante significativa y no es plan de dejarla pasar por alto. Pero no nos damos cuenta que reciclar un coche es colaborar de igual modo con el medio ambiente, no vemos que cuando estamos comprando una pieza usada es como si metiéramos una caja de leche en el contenedor amarillo. ¿Acaso no nos damos cuenta que reciclando nos hacemos un favor no solo medioambiental, sino que también económico? Sin duda encontrar un desguace responsable y que colabora con esta causa no es tan difícil la muestra es que podemos entrar en desguacejtorres.com y ver que todavía estamos a tiempo de mejorar, de ayudar en todo lo que podamos.

Suelen decir que no hace más quien puede sino quien quiere, por ello es importante que demos cuanto antes el primer paso, y que lejos de ver las piezas usadas como un negocio rentable para unos y que no sirven para nada, las veamos como lo que de verdad son el pasaporte para un mundo mejor en el que todos saldremos beneficiados.