Soy mecánica, si, y muy orgullosa de serlo aunque no hay muchas mujeres en el sector, espero que con el tiempo la mecánica deje de ser cosa de hombres y nos incluyan en los arreglos de los coches y los vehículos en general. Mi pasión por la mecánica nace de mi padre, el era uno de los mejores en el sector, todo lo que sé lo aprendí de él, y estoy muy orgullosa de mi profesión.

Mi padre me llevaba con él al taller siempre que podía y entre tubos de escape, motores desmontados y grasa y más grasa, aprendí un oficio que después con el tiempo terminar de perfeccionar y acabé matriculándome en un curso de mecánica en el que como supondréis era la única chica, pero a mí no me importaba, yo disfrutaba de cada clase y de cada arreglo, hasta que salí titulada en mecánica y electricidad.

Así que aquí estoy, con un taller funcionando al cien por cien, con mi padre como capataz, el ya no se mancha mucho las manos pues ya está algo mayor, así que yo desempeño su trabajo sobre todo cuando tengo que contactar por internet con www.desguacesmelli.com cuando nos hacen falta algunas piezas para arreglos de coches, también soy yo la que se encarga de los pedido y de que no falte nada en el taller.

Supongo que muchas mujeres pensaran que vaya rollo estar siempre manchada de grasa, con las manos ásperas y con un mono azul poco favorecedor, lo de la grasa y la manos no lo he podido solucionar pero lo del mono si, cambien el azul de siempre por uno rosa fucsia muy llamativo y que me sienta muy bien.

Al principio, cuando iba a los desguaces los hombres me miraban raro creo que no entendían de dónde sacaba yo las ganas de estar entre bujías y ruedas de repuesto, al poco tiempo han visto la pasión con la que desempeño mi trabajo y perdonarme la modestia lo buena que soy en lo mío, y es que de casta le viene al galgo, he crecido entre repuestos, que menos que morir entre ellos, creo o mejor dicho se, estoy segura de que mi padre está muy orgulloso de mí, ya que mi hermano decidió estudiar veterinaria, el siempre nos dice que estamos invertidos, que el veterinario tendría que ser mecánico y viceversa, yo no cambiaria mi profesión por nada del mundo.