El blog de Borja Alcazar

Las noticias de mi blog personal


Recuerdos de las vacaciones

A estas alturas del año, todos fantaseamos un poco con las próximas vacaciones de Navidad, no serán muchos días, no se podrán hacer más largas por nada del mundo pero las disfrutaremos de igual modo, ya sean tres días o cinco, los disfrutaremos como si fueran siete. Así que en estas fechas nos es imposible no recordar las pasadas vacaciones de verano que aun están un poco latentes en la memoria, en la piel e incluso en la figura.

Yo recuerdo con especial cariño las mías, unas vacaciones familiares, con mis hijos y mi marido, unas verdaderas vacaciones a la playa. El hotel muy cercano a la arena, al  mar, a la brisa fresca, se eriza el bello solo de recordarlo. Recuerdo que el hotel era maravilloso, unas habitaciones increíbles con todas las comodidades, estilo película americana.

En el hotel había piscina interior y exterior un spa que era una maravilla, solo había que seguir la indicaciones de los expositores metacrilato y te podías dirigir a cualquier sitio. Había una biblioteca, una sala de juegos con un futbolín, un billar y una mesa de pin pon de la que mis hijos dieron buena cuenta. En el hall había unos sofás muy cómodos ubicados frente a una inmensa televisión, tendría como sesenta pulgadas y no exagero nada. La verdad es que era un hotel muy confortable, muy cómodo y muy bonito. Por las noches había actuaciones en el pub, bailarines y cantantes que te sacaban una sonrisa o los colores si se acercaban y te sacaban a bailar.

La verdad es que se disfrutan mucho las vacaciones, yo creo que aunque fueran en un lugar feo, sin medios, sin lujos, solo con lo básico, creo que sólo por el mero hecho de estar de vacaciones, de olvidarte del trabajo, olvidarte de las prisas, del estrés  y de los problemas, solo con eso disfrutas de las vacaciones y más aún si las disfrutas con tu familia, con tus seres queridos. Lo único que e echado en falta ha sido poder llevar a mi perrita con nosotros. El próximo año con seguridad buscaré un sitio en el que poder llevarla, aunque no pueda ir a un hotel como el de este año, aunque tenga que irme a una casa rural o aun camping, mi pequeña vendrá conmigo, así todo será perfecto y estaremos todos disfrutando de unas merecidas vacaciones.