El blog de Borja Alcazar

Las noticias de mi blog personal


Unos amortiguadores que me traian de cabeza

Los coches no duran eternamente y quien diga eso miente, puede ser que uno salga mejor que otro y que a base de buenos cuidados nunca de un mal problema, pero es evidente que más tarde o más temprano las averías saldrán y deberemos rascarnos el bolsillo. En los tiempos que vivimos en estos momentos las verdad que las averías sientan muy mal, es más podríamos decir que a más de uno lo ponen de mala leche,  y quizás sea normal ya que los precios que se barajan en los talleres no son precisamente muy bajos y a la gente eso le tira mucho para atrás. En mi caso que nunca he sido de tener que ir a un taller porque el coche me ha salido realmente bueno pero debo decir que llevo un tiempo en el que los amortiguadores me llevan por la calle de la amargura, es más debo pasar pronto la ITV y sé a ciencia cierta que no la voy a pasar, pero temo mucho ir al taller y no poderlos pagar, en busca de otras opciones estoy a ver qué pasa.

Me han hablado de los desguaces al parecer venden amortiguadores en buen estado a precios muy bajos, pero es que yo no me fio mucho de esas cosas comprarlas de segunda mano, al final se trata de otros amortiguadores usados y por mucho que me digan que se encuentran en perfecto estado me tengo que fiar y no sé de verdad el tiempo que me pueden durar, pienso que igual después de gastarme el dinero no me pasen la ITV, así que seguimos buscando. S

Desde luego el mejor sitio donde se pueden busca más opciones es en internet y he llegado a encontrar esta guía un sitio que me ofrece piezas completamente nuevas a unos precios que todavía no me creo, la verdad que como no cuenta con intermediarios puede poner los precios que quiera y a mí personalmente me han encantado. Lo bueno de todo es que los tienen de todas las marcas y modelos por lo que encontrar el mío va a resultar pan comido, solo falta buscar quien me los ponga e irme a pasar la Inspección que sé que con estos la paso seguro. Desde luego en piezas como estas en las que está en juego mi seguridad no se me ocurre arriesgarme.